PANTENE INSTITUTE

Estructura del Cabello

Estructura de los tipos de cabello y su ciencia

Dado que todo cabello está compuesto por los mismos “ingredientes" y comparte la misma anatomía, ¿por qué existe una variedad tan rica de tipos o estructuras de cabello? La estructura es importante porque no sólo es la base sobre la cual se realiza un peinado, sino que también determina cómo interactúa el cabello con los productos para el cuidado del cabello. Gracias a investigaciones exhaustivas, los científicos de Pantene han diferenciado cuatro estructuras del cabello diferentes: Fino, mediano a grueso, rizado y teñido. Se diferencian exclusivamente según sus propiedades químicas y físicas, incluidas sus singulares relaciones entre las fibras.
La estructura del cabello inicial afecta la elección de ingredientes para una fórmula, los niveles de los mismos y la forma en que se depositan en el cabello.

¿Qué elementos definen la estructura del cabello?

Ya sea fino, mediano a grueso, rizado o teñido (recordando que los procesos químicos pueden cambiar radicalmente la estructura del cabello con el que una persona nació), la estructura del cabello depende de tres factores: las propiedades de la superficie, el grado de rizado o grado de curvatura y el diámetro de la fibra capilar.

Factor 1) La superficie

Cuando los científicos hablan de las propiedades superficiales del cabello, están hablando básicamente de si el cabello tiene un tratamiento químico o si es virgen. Cuando el cabello se tiñe, se alisa químicamente o tiene permanente, su capa acondicionadora natural, que está compuesta por una capa pequeña de ácidos grasos protectores, también conocida como capa F, se elimina, lo cual afecta la estructura del cabello. La capa F actúa como un impermeable para la hebra capilar, por lo tanto cuando se elimina esta capa, el cabello ya no tiene su impermeable protector, lo que explica por qué las estructuras del cabello teñido o con otro tratamiento químico absorben agua como una esponja. Cuando está húmedo, el cabello teñido puede aumentar su peso hasta un 200%, mientras que el cabello virgen aumenta su peso sólo entre un 12 y un 18%. La capa F también es responsable de mantener la cutícula suave, que es lo que permite que el cabello refleje luz y brillo. Es por eso que el cabello con tratamiento químico con frecuencia luce opaco y apagado, a menos que se cuide con un régimen de acondicionador superior.

Factor 2) La Curvatura 

La curvatura del cabello es el término que utilizan los científicos para referirse al grado de rizado de una hebra capilar. A medida que aumenta el grado de rizado, las demás propiedades de la fibra, como el diámetro o grosor, comienzan a ser menos importantes a la hora de determinar cómo luce y se comporta la estructura del cabello. Cada fibra capilar rizada tiene un patrón de crecimiento natural único y puede torcerse y girarse en múltiples direcciones. El rizado puede variar de rizos definidos naturalmente a rizos mucho menos ordenados, donde cada fibra tiene su propio y aparentemente aleatorio patrón de rizado. Si bien las mujeres con cabello liso con frecuencia desean tener más volumen, las mujeres con estructuras del cabello rizado tienden a preocuparse por dominar el volumen que crean dichas estructuras del cabello rizado. Las torsiones y los giros de las estructuras del cabello rizado pueden dejarlo con puntos más débiles y abrasivos que el cabello liso, lo cual puede provocar que se sienta áspero.

Factor 3) El diámetro: fino o grueso

Para que una fibra capilar sea considerada gruesa o fina, se mide su diámetro, independientemente de la cantidad de hebras que una persona tenga en el cabello. El diámetro del cabello humano varía entre 15 micrones (muy fino) y 170 micrones (extremadamente grueso), siendo entre 60 y 110 micrones el diámetro promedio de cabello. El diámetro del cabello tiene un impacto significativo en cómo puedes peinar tu cabello. Cuanto más grueso sea el cabello, por ejemplo, más probabilidades hay de que sea rígido y propenso al frizz. Por el contrario, las estructuras del cabello fino tienden a ser más lisas, mucho más flexibles, y difíciles de sujetar en un peinado creado, tendiendo a regresar a su estado liso natural.